«Atrás

Averías encadenadas ocasionan la interrupción del suministro en Micaela Aramburu

AVERÍAS ENCADENADAS OCASIONAN LA INTERRUPCIÓN DEL SUMINISTRO DE AGUA EN LA CALLE MICAELA ARAMBURU DURANTE VARIAS HORAS

APEMSA trabaja para reparar cuanto antes las dos averías que se han producido en las últimas horas en dos puntos de una misma tubería de abastecimiento en la calle Micaela Aramburu. Los vecinos del tramo comprendido entre el Parque Calderón y la calle Federico Rubio se han visto afectados por la interrupción del suministro de agua.

El miércoles día 12 se detecta una pequeña fuga de agua en la esquina del Resbaladero, pero, para evitar hacer obras en plena Semana Santa, se espera para proceder a su reparación hasta ayer lunes día 17. En principio, no era necesario cortar el agua de la zona, pero una vez se abre la calle y se llega a la tubería dañada, se comprueba que el problema es de mayor envergadura del esperado y que su reparación exige cortar el agua. Ante la urgencia, no hubo más remedio que  interrumpir el suministro, sin poder avisar previamente a los vecinos.  Tras cuatro horas de trabajo, se logra reparar y se restablece el agua a las 14.00 horas.

Sobre las 23.00 horas de ayer lunes, se produce una nueva avería en la misma zona, esta vez a la altura de Mapfre, cuando un gran reventón de la tubería levanta parte del acerado y comienza a salir el agua de forma desmesurada, lo que obliga a cortar el suministro nuevamente. Dada la hora, y que era necesario abrir la calle de nuevo, los técnicos deciden esperar hasta primera hora de la mañana para llevar a cabo la reparación y evitar así perturbar el descanso de los vecinos.

A primera hora de hoy martes, se ha iniciado la reparación, en la que en estos momentos trabajan una brigada compuesta por dos operarios y dos albañiles. Se espera que sobre las 12.00 de la mañana se pueda restablecer el agua.

La avería ha afectado a 195 familias que han tenido problemas de suministro en las últimas horas.

APEMSA lamenta las molestias que se han ocasionado a las familias y negocios de la zona, pero se trata de dos averías que se han producido fruto de la casualidad y que se han tratado de solventar lo antes posible.