El agua, elemento necesario para la vida, es un bien escaso que debe protegerse. Su adecuada gestión en un escenario global de rápido crecimiento de la población urbana, industrialización e incertidumbre ante el cambio climático es, sin duda, uno de los desafíos al que tenemos que enfrentarnos gobiernos y personas.

Apemsa, concienciada con la importancia que tiene el consumo responsable de este elemento, trabaja desde hace años en el control y fomento de un uso racional de los recursos hídricos. Para ello, y con el fin de ofrecer un servicio más eficiente a la ciudadanía, se vigila que no haya fugas en la red y que no se cometan fraudes en los suministros de agua.
 
Otra de las acciones destinadas al fomento de un uso responsable del agua es el taller didáctico escolar denominado El Agua, elemento Vital y cotidiano, que nuestra empresa lleva cerca de veinte años impartiendo junto con la Concejalía de Educación, cuyos objetivos son acercar a los jóvenes la importancia del agua, enseñarles a valorar este recurso, instruirles sobre el proceso de obtención y distribución del agua y darles hábitos correctos para su consumo.
 
Además, Apemsa colabora con la ONG Madre Coraje en la recogida de aceite vegetal usado. Con esta acción se pretende, por un lado, concienciar a la población del poder altamente contaminante de este producto, que no debe verterse directamente a la red de alcantarillado y, a la vez, contribuir al desarrollo social mediante el reciclaje de aceite.